Celebramos a la Maternidad Universal:

Mujeres y varones todos estamos llamados a ser cocreadores, a dar vida integral a todos los hombres y mujeres de nuestro mundo. Ese es nuestro llamado como personas, y ese llamado se radicaliza para los seguidores de Jesús; eso es construir el reino de los cielos.

Nuestro gran reto es dar vida no sólo a nuestros hijos, sino a nuestro trabajo, a nuestras relaciones interpersonales y aunque parezca redundante, dar vida a nuestra vida.

Así que sólo estando plenamente vivas en el aquí y en el ahora, siendo nosotras mismas a plenitud y no una imagen distorsionada que pretende agradar a otros o responder a sus expectativas, sólo así podremos dar vida plena a nuestros hijos e imprimir vida a todo lo que hagamos. 

En su actividad, dentro y fuera del hogar la mujer tiene esa responsabilidad y ese privilegio: ser generadora de vida. 

Y algo más: Todos podemos ejercer esa maternalidad también hacia nosotros, para darnos y al recibir de los demás y de nuestro ambiente, el amor, la ternura, los cuidados y los abrazos que quizá nos hicieron falta cuando bebés. Y así, abriéndonos a la abundancia de amor con que la Fuente de Vida nos rodea, podremos sanar nuestras viejas heridas, comprender, perdonar y manifestar plenamente nuestro Ser. 

¡ Que gran celebración la del 10 de Mayo !     

¡ Que maravilla es ser Mujer-Madre-Universal !

 

Maruja Cándano