Diez pasos para amarme y respetarme como parte de la Fuente Divina

Por: Wayne Dyer

1.      Decir varias veces al día frente al espejo y en voz alta “ME quiero”.

2.      Escribir “Soy tan sano y perfecto como fui creado”. Traerlo conmigo y ponerlo en lugares visibles y repetirlo en el día.

3.      Respeta y valora a los demás y a todo lo creado como parte que son de la Fuente Divina igual que tú.

4.      Manifiesta ante ti y ante los demás: “Soy de aquí”. Estoy en mi sitio donde tengo que estar. No es casualidad.

5.      Repite: “Nunca estoy solo”. No podría abandonar mi conexión con la Fuente, que decidió ponerme aquí y confía en mí.

6.      Respeta tu cuerpo. Escúchalo y trátalo con amor. Como quiera que sea, es una creación perfecta para el propósito por el que estás aquí.

7.      Medita para mantener limpio el contacto con tu Fuente que siempre te respeta.

8.      Desagravia a tus adversarios. O lo que es igual, envíales energía de bien, de perdón y de paz, y notarás que eso mismo llega a ti.

9.      Respeta tu ser al margen de las opiniones de los demás. Repite: “Yo sé quien soy y la dignidad que merezco”.

10. Mantente en estado de gratitud. Da gracias por todo y a toda hora. Eso te mantiene conectado a la Fuente de Abundancia, Respeto y Amor.

 

“Ofrece solo Amor porque eso es lo que eres”