CECURA es un espacio abierto a todas las personas que buscan la paz y la armonía con ellas mismas y con los demás a través de aplicar la Curación de Actitudes en su vida.

En CECURA aprendemos a aceptar a cada uno como es, a escucharnos con amor sin juzgar ni dar consejos, a perdonar y a perdonarnos, a vivir en el presente, a honrar nuestros sentimientos, tomándolos como invitación a conocernos más.

La CURACION DE ACTITUDES es un proceso personal para reeducar la mente y aprender a ver de otra manera. A través de aplicar los Principios en la vida cotidiana descubrimos que aunque no siempre elegimos las circunstancias de nuestra vida, sí escogemos la respuesta que damos, que puede ser de paz en vez de conflicto y de amor en vez de miedo.

CECURA no tiene afiliación política ni religiosa si no que se abre a una dimensión espiritual universal. Son bienvenidas personas de todas edades, creencias religiosas y nivel social.

Se ofrecen grupos para trabajar en el descubrimiento de la paz interior y de la propia respuesta ante cualquier circunstancia de la vida, por ejemplo para quienes tengan pérdidas de cualquier tipo, conflictos en sus relaciones, stress, enfermedad, un familiar enfermo, etc.

Foto Gerardo y Maruja Cándano página.jpg

¿CÓMO EMPEZÓ EN MÉXICO?

CECURA es el nombre del Centro de Curación de Actitudes de México, que empezó en 1988 a iniciativa de Gerardo y Maruja Cándano: Ellos conocieron la Curación de Actitudes en 1985 a través del libro “Enseña Sólo Amor” del Dr. G. Jampolsky cuando atravesaban una etapa difícil y doloroso debido al agresivo cáncer que padecía Gerardo. Las sencillas y eficaces herramientas que ahí se proponían fueron una ayuda determinante tanto en su proceso de curación como en el de la gente con la que lo compartieron.

Por eso, cuando Gerardo fue dado de alta ambos empezaron a soñar...... Soñar con que hubiera en México un espacio de apoyo y alimentación espiritual, no sólo para personas enfermas y sus familiares, sino para cualquier persona que se enfrentara a situaciones difíciles o que simplemente quisiera expandir su vida aplicando estas verdades espirituales universales, en un clima de escucha amorosa y sin juicio.

Lograron entrevistarse con el Dr. Jampolsky y conocer el Center For Attitudinal Healing fundado por él en Tiburón California, EUA Del Doctor y de su equipo recibieron un voto de confianza, mucha información y un gran impulso. Entonces con un grupo de personas que hicieron suyo ese sueño, regresaron a recibir el entrenamiento en dicho Centro. Luego 14 personas se comprometieron con el proyecto y tras un año de más preparación iniciaron formalmente CECURA en mayo de 1988.

Durante 12 años CECURA funcionó en lugares prestados hasta que en el año 2000 tuvo el gran regalo de un espacio permanente en comodato.

A lo largo de sus 25 años de vida los Grupos de Apoyo han funcionado ininterrumpidamente y se han dado un sinfín de cursos, incluyendo los de formación de nuevos facilitadores. Además se han dado cursos a numerosas instituciones en la Ciudad de México y en distintos lugares de la República Mexicana. Ha apoyado también la formación de nuevos grupos en Guadalajara, Querétaro, Cuernavaca, Pachuca, etc.

Ha participado en los congresos Internacionales de Curación de Actitudes y en dos ocasiones ha obtenido en ellos premios por sus proyectos.

A partir de todas estas actividades han surgido diversos grupos de Curación de Actitudes, como el del Jardín de la Tercera Edad y los de la Casa de la Amistad (Albergue para niños con Cáncer), sin contar con infinidad de grupos informales y asociaciones de servicio que han sido creadas por personas que en CECURA encontraron inspiración y un espacio para contactar con su poder y su sabiduría interior y llevar a cabo sus propios sueños.